¿Qué hacer en Oaxaca?

Oaxaca de Juárez, una orgullosa tierra que probablemente conozca más como «el lugar más mágico de México», una ciudad con un gran poder cultural e histórico que refuerza cada año los índices de turistas que llegan a los hoteles bonitos en Oaxaca y que nos complacen día tras día al maravillarse de la hermosura de un hotel conectado con la naturaleza y la tradición oaxaqueña de manera tal que llegar al Hotel el Callejón es como conectarse directamente con el encanto de esta ciudad.

Hay una maravilla que inunda a todos nuestros turistas cuando se paran en pleno centro histórico de Oaxaca, miran a su alrededor y saben que están en el lugar que siglos atrás fue el lugar de reunión de miles de etnias y que hoy en día viven gracias a las tradiciones que podremos encontrar en cada rincón de esta ciudad, especialmente en cada detalle de nuestro hotel boutique Oaxaca. Inspiramos una energía única que inevitablemente conecta con cada uno de los visitantes y los enamora.

Pero no basta con quedarse parado en medio de la plaza central y mirar a la redonda una arquitectura, gastronomía y costumbres completamente únicas, hay que ir más allá y ver en el corazón de un punto de encuentro cultural las miles de millones de cosas que se pueden realizar. Le garantizamos que desde la llegada al aeropuerto, el momento en el que entra a la habitación del mejor hotel Oaxaca y cuando dé un primer paso en la acera, en adelante, todo será una aventura que jamás olvidará.

Visitar la catedral

Entendemos que en el público puede que no todos estén familiarizados con la tradición católica, pero crean o no crean en la religión, tan sólo ver la catedral desde el exterior o apreciarla dentro de las instalaciones es toda una aventura, el estilo europeo barroco de esta catedral es impresionante y ha mantenido su impacto cultural con el paso de los años. Construida en 1535 y consagrada doscientos años después, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción es nada más y nada menos que el corazón de la simbología oaxaqueña.

Así mismo, si es de los que les agrada llevar recuerdos a su hogar o para regalar a sus seres queridos, también hay muchas figuras o mercadotecnia en torno a la figura de la iglesia, desarrollados en la tradicional arcilla de los pueblos originarios de Oaxaca.

Caminar

A primera vista puede no parecer una actividad demasiado interesante, al final de cuentas caminar lo hace hasta en el patio de su casa y no por eso es algo alucinante, pero le garantizamos que realizar esta simple actividad por las calles de Oaxaca es toda una experiencia. Cuando mencionamos que es una ciudad mágica no lo hacíamos en broma, el ambiente de verdad se siente como de un cuento de hadas y ver de primera mano el día a día de una ciudad tan histórica y tradicional emociona a cualquiera.

Hospedarse en el Hotel el Callejón le dará una ventaja si este plan le ha llamado la atención y es que nos encontramos muy cerca del centro histórico de Oaxaca, un lugar en el que cada paso es alucinante y no podrá simplemente andar sin tener la boca abierta, tomar fotografías de todos esos sitios increíbles y conocer poco a poco como la conjunción cultural de varias etnias hace cientos de años produjo la aparición de una de las ciudades más apasionantes para pasársela caminando.

Tomar mezcal

Si lo suyo es encontrar bebidas nuevas, tradicionales y aventurarse a probarlas, también tenemos un plan para usted; en una zona de siete cuadras a la redonda cerca de uno de los hoteles bonitos en Oaxaca podrá encontrar El Cortijo, la Mezcalería in Situ y la Mezcaloteca; no parece algo muy impresionante, hasta que descubre que son tres de las mejores tiendas para tomar mezcal, la bebida por excelencia de Oaxaca. No importa si sólo visita una, con que la pruebe es suficiente para que se enamore.

Jardín Etnobotánico

Si es una persona que quiere empaparse de la naturaleza y conectarse con el medio ambiente de una ciudad mágica le recomendamos que se dirija al Jardín Etnobotánico (a sólo tres cuadras del Hotel el Callejón) y realice el recorrido de Santo Domingo, se trata de una iglesia antigua y legendaria rodeada por un bosque que, a lo largo de los 400 años de historia que tiene ha logrado sobrevivir a todo tipo de adversidades y conservarse como un símbolo cultural de Oaxaca.

Se ha destruido, reconstruido, profanado y consagrado, pero eso no ha impedido que cientos de turistas disfruten de sus detalles de oro macizo en el interior. Pero no sólo ha ido a visitar un edificio, también puede perderse un buen rato entre el jardín de la plaza y conectar con su ser natural como en ninguna otra parte lo podría lograr.

Sin duda visitar esta ciudad es todo un espectáculo y todo comienza al reservar una habitación en los hoteles bonitos en Oaxaca, si desea conocer más de nuestros planes y habitaciones consulte nuestro sitio web o llámenos a los número +52 (951) 351 1564 o +52 (951) 351 5917.

Deja un comentario